miércoles, 31 de octubre de 2012

Causa Limeña



La Causa fue creada durante la guerra que enfrentó a las repúblicas de Bolivia y Perú con la de Chile.
Se cuenta que gracias al apoyo y la entrega voluntaria de las mujeres que ayudaban a mantenerse a las tropas peruanas en el frente, nació la idea de recolectar diversos productos que eran donados libremente por la población, sobre todo la "papa". 
Estas mujeres cocinaron, mezclaron, moldearon y vendieron los productos con el fin de recaudar fondos para la manutención del regimiento.
El nombre surge por la forma de vocear y pregonar el producto para su venta: "por la causa", o por "la causa limeña". Su inconfundible sabor  radica en la papa amarilla y en la mezcla de sus aliados perfectos: limón y ají .
Esta receta es de Carmen Delgado "La Gorda", que tuve la suerte de hacer un curso de cocina peruana con ella. Una simpática profesional que llegó de su Lima natal en 1.988 con muy poco dinero y un gran corazón, consiguiendo que su restaurante en 2.004 se eligiera como mejor restaurante de comida extranjera y restaurante revelación.(http://www.restaurantelagorda.com/).


Causa Limeña,
Ingredientes:
1 kilo de patatas
2 latas de atún en aceite
1 taza de mahonesa
1 cucharada de ají amarillo
1 vasito de zumo de limón
2 aguacates
sal, colorante
Método de elaboración:
Poner agua en una cacerola y hervir las patatas enteras sin pelar.
Pelarlas aún calientes y pasarlas por un pasapurés. Dejar que se enfríen un poco y amasarlas con la mano como si fuera una masa, esto evita que quede algún grumo y le da una textura más fina. Dejar que se enfríen totalmente a temperatura ambiente. Una vez frías, añadir sal al gusto, un vasito de zumo de limón y una cuchara de ají amarillo y si queremos darle un toque de color amarillo para imitar a las patatas peruanas que son de color amarillo le echamos una pizca de colorante (es opcional). Remover bien y volver a amasar para mezclar bien todos los ingredientes.
Mezclar el atún escurrido con la mahonesa y reservar
Cortar el aguacate por la mitad y retirar el hueso, pelarlo y pasarlo por agua fría para evitar que se oxide (Truco de La Gorda).
Dependiendo de cómo queramos presentar nuestra causa, la montaremos de distinta forma.
En un molde de plum cake forrado de film transparente, pondremos una capa de 1 cm. más o menos de puré de patata, encima una capa de atún mezclado con mahonesa. De nuevo una capa de patata y encima echamos una capa fina de mahonesa, colocar ahora el aguacate cortado a láminas hasta cubrir la superficie. Por último echamos la tercera capa de puré.
Volcar en una bandeja el molde y quitar el film transparente. Decorar con aguacate,  pimientos, etc...
Si queréis presentarla de forma individual, queda muy bonita en forma de  semiesfera:
O también montarla en un rollo y servirla en porciones:
También se puede rellenar con pollo en lugar de atún. De cualquier forma estará rica.


44 comentarios:

  1. Te gusto?....a mi me encanta...es que la causa es perfecta...con simples ingredientes haces un plato de lujo....bien resentado, sabroso y que no cansa....a mi me encanta con atun o camarones....o de maiz y palta...la gracia para mi es el aji amarilo y el limon....se ve delicioso!!....la cocina Peruana o mas bien Limena es buenisima......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  2. Es mi plato preferido desde que mi amiga Isa de Lima y su esposo me lo enseniaron via mail.......!!!!!
    Tu causa se ve muy rica!!!!
    sweetcakestoronto
    besos
    miri

    ResponderEliminar
  3. Que curiosidad¡¡¡ Me ha encantado tu entrada, no solo porque no conocía el plato, sino por la historia que nos has traido con él. Menuda suerte tuviste con el curso de cocina peruana¡¡¡.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  4. Yo tambien versione este plato y la verdad es que es un autentico descubrimiento, te quedo estupendo en forma de pastel...se ve bien rico! un besoteee

    ResponderEliminar
  5. Qué suerte conocer a una gran chef como ella!!
    Y encima compartienso receta y trucos!!
    Lo del aguacate bajo el agua fría, lo apunto porque me ha encantado!
    Una entrada y una receta geniales, de 10!
    Un beso,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  6. Si que tiene que estar rico esta receta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Como una ensaladita de verano de las buenas, ricas y sabrosas. Apetece nada más verla oye
    ;)

    ResponderEliminar
  8. Este plato ,o probamos precisamente en Perú y nos encantó así que me apunto la receta.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  9. Não conhecia essa receita , mas pelos ingredientes que leva com certeza que ia gostar.
    Além de que o aspecto esta bem delicioso.
    bjs

    ResponderEliminar
  10. Increíble receta, ana
    Hola! Soy Leticia y sigo tu blog desde hace un tiempo. Me encanta la mezcla de recetas de otros países que tienes, ya he cogido algunas ideas.
    Esta peruana me ha encandilado pero tengo una pregunta. ¿Dónde puedo encontrar el ají amarillo?
    Resulta que en Madrid hay unas tiendas, Mi Bandera, pero no disponen el amarillo sino el rojo y no sé si es el mismo sabor, picante, efecto, etc...
    Muchas gracias por adelantado por tu tiempo en leerme!
    Leticia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola leticia, encantada de saludarte. Te diré que no es tan difícil encontrar el ají amarillo, creo que hasta en Mercadona lo tienen. yo lo suelo comprar en un supermercado latino que hay en la calle Batalla del Salado, 24 cerca del paseo de las delicias. El amarillo es el que lleva la receta, no sé si el rojo será muy fuerte ya que no lo he utilizado nunca. Un beso grande y que tengas un feliz fin de semana,

      Eliminar
    2. Hola Ana de nuevo!.
      Yo vivo muyyy cerca de Batalla del Salado, jejejejejejeje.
      Me pasaré por la tienda, sé cuál me dices, esta tarde mismo!.
      Qué de posibilidades le veo a la receta, ñam ñam ñam!
      Es un placer descubrir otras formas de cocinar y otros ingredientes con blogs como el tuyo, :)
      Buen fin de semana para ti también,
      Leticia

      Eliminar
    3. El rojo (puede ser rocoto u otro tipo) no tiene el sabor del ají amarillo que es muy característico de ciertos platos de la comida peruana. En la causa solo se usa el ají amarillo.
      Esta causita te quedó fantástica.
      Buen día

      Eliminar
    4. Una entrada fantástica. Una información extraordinaria, como toda la que tiene que ver con la historia de los platos de cocina. Excelente la recta. ¿Qué más se puede pedir?. Eres un crack, Anna.

      Respecto al ají amarillo es cierto lo que dice Marus. Tiene un sabor característico y un aroma algo frutal, casi un aroma a mango, que no tienen otros ajís peruanos, como el rocoto o el limo. No pueden sustituirlo.

      Eliminar
    5. Voy a continuar con esta extensa respuesta.
      Ana, encontré el ají amarillo congelado en un puesto del Mercado Maravillas. Además me hice con una pasta de ají amarillo, y este fin de semana he cocinado otra receta peruana que tenía en la recámara dado que cuando la probamos en un peruano nos encantó, en forma de croqueta y es el ají de gallina, aunque lo hice con pollo en vez de gallina.
      Espectacular, el saborcillo casi dulzón del ají. Mi chico se ha puesto literalmente las botas, y acompañado de un arrocito con ajo, cilantro, patata y huevo duro un plato de diez.
      La siguiente, esta causa limeña, :)

      Eliminar
  11. Humm que buena esta receta y que resultona es con los ingredientes que lleva, me encanta, además que bien presentado.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Quina història més xula, Anna. Ens has traslladat a un altre país i en el passat històric a través d'un plat. això no té preu... a més, és força actual, la recepta. A veure què passa amb la crisi, però ja hi ha gent que ha de tornar a reclamar aquests aliments bàsics "por la causa"... bé, no ens posem tristos, que t'ha quedat ben bona. Feliç castanyada!!

    ResponderEliminar
  13. Además de deleitarnos con ricas recets siempre nos documentas con bonitas historias. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  14. Genial, no conocía esta receta pero se ve deliciosa. Besos

    ResponderEliminar
  15. No conocía el plato ni su historia. Tiene muy buena pinta, ideal para dejarlo preparado con antelación!! Besos

    ResponderEliminar
  16. Este plato me lo enseñó ha hacer un amigo de mi sobrino peruano y lo puse en el blog. Realmente es una delicia la mezcla de sabores que tiene.

    ResponderEliminar
  17. Que gracia! es como un patel de patata no? Me gusta!!! iré en busca del aji amarillo!!! besote

    ResponderEliminar
  18. Fantástica receta, no la conocía y me parece que voy a copiártela (con tu permiso, claro.) Un cordial saludo, si quieres visitarme estoy en http://gastrocinemia.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  19. Una historia muy bonita con una receta espectacular, me la llevo que para mi es totalmente desconocida Anna!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  20. La presentación y las fotos, impecables, además, tiene que estar riquísimo y da muchas opciones, me encanta;)

    ResponderEliminar
  21. Otra de las recetas que tengo en pendientes desde hace bastante y cada vez que la veo recuerdo que tengo que hacerla.
    Una presentación muy bonita.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. pero qué cosa tan rica, yo siempre le he llamado pastel de patata, pero nunca le había puesto aguacate.

    ResponderEliminar
  23. Anna guapa, ademas de lo rica que tiene que estar, me ha encantado su historia, el aguacate le tiene que dar un toque fantastico, y me a encantado, tomo nota de tu maravillosa recetica. Un abrazo querida amiga

    ResponderEliminar
  24. Muy bien por ese trocito de historia con el que has adornado tu tarta. Interesante para darle más sentido al nombre que tiene, porque a nosotros, españoles, podría resultar algo extraño.

    Hay que ver cómo con ingredientes tan humildes se puede hacer una receta que salvara vidas.

    Ya he visto que parece que hay planes de quedada, ¿no? ¡Me alegro!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Como me gustan las recetas con historia, gracias por enseñarnola, no la conocía. Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Eres una auténtica crack chiquilla, le das a todo tipo de cocina y plato. Lo que se aprende contigo. Tu sigue haciendo cursos de cocina y publicando para los demás que nos viene estupendamente para sacudirnos la ignorancia culinaria que nos invade (al menos a mí).

    Bss

    ResponderEliminar
  27. Que sencillo y rico plato, me encantado y su historia muy interesante...preciosas fotos
    bss

    ResponderEliminar
  28. Qué rica la cocina peruana!!!! casualmente tengo aji porque estoy preparando un tiradito con leche de tigre, así que me pongo con la causa limeña!!! me encantan las dos versiones, el rollito y la porción individual ;) un beso guapa

    ResponderEliminar
  29. una receta con historia que asi es doblemente buena y me ha gustado el truco de mojar el aguacate con agua fria para que no se oxide,ves siempre se aprende algo nuevo.
    buen finde
    beso

    ResponderEliminar
  30. Que delicia!!! Ya me hago tu seguidora, me encanta tu blog!!
    Bss

    ResponderEliminar
  31. No se que me ha gustado más si la receta, o la historia que nos has contado y que evidentemente desconocía !!!

    Gracias !!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  32. Todos los ingredientes que mas me gustan, y con una historia.

    Hola a todos me presento soy Victoria y ya veo que sois mas o menos amigos, compañero, colegas o seguidores unos de otros.
    Yo soy nueva en este mundo blogero y si me permitís quería pediros un favor a ver que opináis?

    Por supuesto con permiso del autor@ del Blog.

    Me encantaría que alguien como vosotros, ya expertos, diera un vistazo a mi nuevisimo blog... jaja solo tengo 10 o 12 recetas, pero necesito la opinión de alguien veterano en el tema. Os importaría pegar un vistazo?
    Dejo una de las recetas a ver que os parece no solo la cocina que para mi es lo mas importante, si no también si la forma de presentarlo deja claros los pasos o me he hecho un lió yo sola.

    Gracias de antemano.
    http://latauleta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  33. Anna, donde podría encontar aji amarillo?, es que tengo que hacerlo, que rico, se parece a los brazos de gitano salados que solemos hacer en verano. El toque del aguacate delicioso.
    Un beso preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chelo!, te envié un correo, espero que lo recibieras. El ají yo lo compro en supermercados latinos, pero cada vez se vende en más sitios. Eso sí, para la receta que sea el amarillo porque los demás no le quedan tan bien. Un beso para tí también.

      Eliminar
  34. Hola mi Anna!!! este plato hace mucho que lo tengo metido en la cabeza y creo que ya no dejare de hacerlo gracias a ti!!!!:)
    que suerte tener en tu mano tantas oportunidades de hacer cursos y tan variados...me tendré que ir a vivir a Madrid!!!!:)
    miles de besos preciosa y no dejes de aprender y enseñarnos a nosotros!!!!

    ResponderEliminar
  35. Me ha gustado la receta y el porque de que la inventaron.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  36. todo un placer para los sentidos! me ha encantado la receta y la historia
    Anna, hija...qué gusto dan tus platos!
    un besotee

    ResponderEliminar
  37. Anna, gracias por visitarme..tomo nota de este plato que tanto me ha hablado uno de mis cuñados que es peruano, siempre me ha dicho que es delicioso y viéndolo ahora me puedo dar una idea de la maravilla que es... ya no tengo excusa, me pondré manos a la obra...

    Besos...

    ResponderEliminar
  38. Anna!
    que de tiempos que no te visitaba, pero estaba bastante desaparecida de la blogoesfera!
    He entrado a visitarte y me encuentro esta suuuper receta, siempre he tenido muchas ganas de prepararlo porque me encanta este plato y en general la comida peruana me pierde!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar