viernes, 20 de abril de 2012

Las patatas de mi abuela



Hay sabores que siempre te quedarán en la memoria,  es el caso de estas patatas que cuando mi abuela las hacía llenaban la casa de un perfume que se te hacía la boca agua. No sólo eran una deliciosa guarnición para cualquier cosa, sino que al final se convirtieron en un aperitivo que se hacía expresamente por el simple placer de tomarlas solas. La receta se extendió a mi madre, a mis tías, y de paso a mí. 
Cuando hago barbacoa, siempre pongo una bandeja en el horno y así tengo un acompañamiento perfecto, que no me quita tiempo y que es el éxito de la mesa. no hay persona que no me pida la receta. 
Patatas de mi abuela,
Ingredientes:
6 patatas blancas de un mismo tamaño más o menos
4 dientes de ajo
2 tomates maduros
1 pimiento verde
pimienta recién molida
sal
aceite de oliva
Método de elaboración:
Rociar con aceite una bandeja de horno con capacidad suficiente para que quepan las patatas en plano.
Pelar los ajos y prensarlos encima del aceite, añadir los tomates pelados y troceados pequeños y el pimiento cortado también pequeño. Añadir bastante pimienta (al gusto), a mi me encanta el picor que le da y también la sal.
Mezclarlo todo muy bien y repartir por toda la base de la bandeja hasta cubrirla:
Lavar muy bien las patatas ya que las vamos a cocinar con la piel, y cortarlas por la mitad a lo largo. Hacer con el cuchillo unos cortes en cruz en la parte que no tiene piel sin llegar al fondo.(esto es para que los sabores penetren dentro). y colocarlas boca abajo encima de la mezcla de verduras.
Rociar con un hilito de aceite la piel y añadirle una pizca de sal. Colocar en el horno precalentado a 170º
Asar hasta que al pincharlas con un cuchillo estén tiernas y la piel dorada, (unos 30 minutos)
Sacar del horno y voltearlas para la presentación.
NOTA: La verdura la podéis dejar más o menos hecha controlando la temperatura. Si veis que se dora demasiado y se vuelve oscura, añadir un chorrito de agua a la bandeja mientras se están asando.
Es importante la calidad de la patata para que queden muy blanditas y con la piel crujiente.

75 comentarios:

  1. Anna, es una receta divina, además de los lindos recuerdos que te evoca, sin dudas luce exquisita.
    Me la llevo, la voy a disfrutar!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Nuestras abuelas fueron muy visionarias me encantan las papas de mi abuela las preparaba igual una receta exquisita sencilla y gozadoras por lo magníficas que son,abrazos y abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado esta receta, tan sencilla y debe estar fantástica! Me la guardo. Además, siendo una receta de abuelas, con más razón!

    ResponderEliminar
  4. Me parece una receta fantástica!
    La idea de tu abuela es una pasada, tiene que darle muchísimo sabor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Anna! deliciosas!! mañana mismo las hago para acompañar mi barbacoa de los sábados.
    Un beso y feliz finde.
    Claudia

    ResponderEliminar
  6. Hoy coincidimos con las patatas, las tuyas realmente deliciosas, puras, ricas a más no poder, estas seguro que las hago y para la barbacoa me parecen un acompañamiento de lujo. Por cierto Anna, como se llamaba tu abuela, es que cuando las publique por ponerle las patatas de...
    Un beso preciosa y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  7. Me parecen fantásticas las patatas de tu abuela, me las llevo

    ResponderEliminar
  8. Algo tan sencillo y a la vez tan rico. Me las copio, conste.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Pues una forma de hacerlas que nunca la he probado, pero como me gustan las patatas seguro que está receta tb me encanta y ya se sabe que las recetas de las abuelas, son de las mejores!

    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  10. Nos hemos puesto de acuerdo las dos para publicar esta tarde;) Oye sabes que para mañana no sabía que hacer y tengo todos los ingredientes para esta receta familiar tan rica! Me has resuelto la comida.
    Feliz finde!

    ResponderEliminar
  11. Anna, no me extraña nada que te pidan la receta. Me parece que deben saber a "gloria". Las recetas que recordamos con tanto cariño son siempre las más ricas.

    Un besito y buen fin de semana,

    ResponderEliminar
  12. Anna preciosa,tu si que eres un sol,gracias por tu comentario y decirte que estás patatas deben ser una bendición y más si vienen de tu abuela,la verdad que estas recetas son unas joyas,nuestras abuelas siempre nos cocinaban con ese cariño,que su aroma nos viene a la memoria.
    Un besote enorme preciosa y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. GRACIAS POR LA RECETA, ESTABA BUSCANDO JUSTAMENTE ALGO ASÍ. ESTE DOMINGO HACEMOS UNA BARBACOA EN CASA, O "CALÇOTADA" Y QUERÍA HACER UNAS PATATAS DE ACOMPAÑAMIENTO QUE NO ME IMPLICARA DEMASIADO TRABAJO NI ESPACIO EN LOS FOGONOS. ENCIMA, CON EL VALOR SENTIMENTAL QUE TIENE PARA VUESTRA FAMILIA, PARA MÍ SERÁ UN ORGULLO HACER VUESTRA RECETA. GRACIAS DE NUEVO.

    ResponderEliminar
  14. Tan sencillas y tan ricas, seguro. Qué sabias las abuelas...

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Plato sencillo y de lujo, me encantan como se ven.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. ¡qué curiosas!
    La verdad es que solas o como acompañamiento, tienen una pinta buenísima...
    Una receta muy apetitosa, la de tu abuela!!
    Un abrazo,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  18. Que bien aliñadas que están estas patatas. Yo ya me comía esa bandejita con la vinagreta

    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Anna, me ha dado ganas de volver a cenar de nuevo, después de ver estas patatas, se ven deliciosas, y es que la verdad que no me quito de la cabeza tus papas arrugás con mojo picó, que no puedo hacer por no tener las patatas, y ahora vienes con otra receta de patatas que si que es accesible, así que me la pido. Me encantan ese colorcito de la guarnición y ya me imagino el olor.
    Besos y buen finde.

    ResponderEliminar
  20. Me encantan las papas y al horno de mis preferidas y esta receta tuya tiene una pinta q no veas con esa verdurita, rica, rica!!!
    Besitos guapa!!!

    ResponderEliminar
  21. vaya pinta, deben estar buenísimas!
    estas recetas son las mejores, fáciles y muy sabrosas!
    un abrazo,

    ResponderEliminar
  22. Con tu permiso me llevo esta receta, ya me imagino el aroma.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Hola Anna

    Quieres que yo ponga unas cervezas bien frías y tu estas patatas????

    ResponderEliminar
  24. En casa no hacemos barbacoa, pero estas patatas se ven tan ricas...las probare seguro, bsssss.Sefa

    ResponderEliminar
  25. Buenas noches Anna,
    Qué ricas se ven estas patatas. Seguro que habéis disfrutado mucho de ellas.
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  26. Estas patatas estan muy ricas ¡¡¡ Tu abuela si que sabía cocinar y lo que preparaba.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Buenoooooo cómo tienen que estar!!!! No hay excusa para no prepararlas.
    Un besito

    ResponderEliminar
  28. Hola Ana, vaya pinta que tiene eso...
    te digo que son las 9,15 de la mañana y las quiero comer ya!!

    Ya he visto que te has metido a seguirnos en el blog..
    Asi que he visto tu mail tarde...

    yo me apunto a seguir el tuyo que menudas recetas!!!

    un beso.

    ResponderEliminar
  29. Que buena idea en mi casa no somos muy patateros pero seguro que les gustan!
    hoysonrioalespejo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  30. Estas son de esas recetillas que saben especialmente bien por eso, por recordarte a casa. Besotes

    ResponderEliminar
  31. Ottime cucinate così, brava Anna!!!!

    ResponderEliminar
  32. Perfectas Anna, desde luego que son el acompañamiento ideal, en casa tampoco faltan las patatas asadas en las barbacoas, pero la próxima vez te aseguro que las hago así.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  33. Me parecen deliciosas y delicadas como guarnición.

    Saludos,
    Raquel

    ResponderEliminar
  34. Sanas y deliciosas, vaya receta te han legado, qué gozada. Un beso guapísima

    ResponderEliminar
  35. No me extraña que todo el mundo te pida la receta, deben quedar riquísimas. En nuestra casa también hay una receta muy parecida de patatas asadas, con el cortecito y todo, pero en este caso llevan comino, aceite y sal, solamente. Hay que ver que con buenas patatas y recetas sencillas, salen delicias increibles.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  36. ay Anna, tanto la receta como las fotos me han enamorado, estas patatas tienen que estar riquísimas

    ResponderEliminar
  37. te felicito, una maravilla de receta venga un saludo, te invito a mi blog.

    ResponderEliminar
  38. SE VEN DELICIOSAS ESTAS PATATAS¡¡¡ RIQUÍSIMAS SIN DUDA.BESINES

    ResponderEliminar
  39. Si esta receta se ha extendido tanto en el tiempo y ha pasado de generación en generación es señal de que algo muy bueno tiene.

    Mira que son agradecidas las patatas. En cuanto les pones algún ingrediente sabroso, las hace grandes.

    Un beso. ¡Feliz finde!

    ResponderEliminar
  40. Te han quedado de lujo.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  41. Una receta riquísima con sabor de nostalgia.
    Buen día

    ResponderEliminar
  42. Anna me encantan estas recetas que evocan buenos recuerdos, la pruebo seguro! gracias por compartirla ;)
    Un besito

    ResponderEliminar
  43. Vaya las patatas de tu abuela!!! que buenas! me las llevo que a los niños le encantan! bss

    ResponderEliminar
  44. Que una cosa tan sencilla pueda ser tan absolutamente exquisita... Si nuestras abuelas levantaran la cabeza y vieran los platos deconstruidos y las espumas de noseque no se lo creerían.
    Y también son platos maravillosos, pero a veces, después de probar algún despropósito en restaurantes con estrellas (recuerdo ahora unas espinas de sardinillas rebozadas con mermelada de un famoso cocinero)pienso "ay que %$%//&, pagar esta pasta por comer raspas de pescado!"

    ResponderEliminar
  45. Anna, guapa, ya sé de donde te viene ese estilo en la cocina: lo has heredado de tu abuela. Unas patatas al horno las logró convertir, primero tu abuela y ahora tú, en un plato espectacular. en casa somo muy aficionados a las patatas al horno pero nunca les he puesto esa camita de verduras. Pienso prepararlas porque deben estar deliciosas. Besitos y feliz fin de semana.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  46. Anna estas receta son una maravilla, sencillas y ricas a no poder más, tomo buena nota porque en casa estas patatas triunfan seguro. Gracias por compartir la receta.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  47. El olor es increible... antiguo, diria yo. Las nuevas generaciones bajan a la cocina al aroma de este guiso... No hemos dejado nada en el plato.
    gracias por esta receta sencilla,pero maravillosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Diego, me encanta que os hayan gustado. La verdad es que salen con un sabor increíble. Gracias por tu comentario. Besos.

      Eliminar
  48. ça me donne vraiment envie, un pur régal
    bonne soirée

    ResponderEliminar
  49. Me encantan las patatas asadas simplemente echandoles sal, pero de esta forma, que las hacía tú abuela tienen que estar de lujo.La proxima vez que ase patatas iran así.

    ResponderEliminar
  50. Hola! Acabo de conocer tu blog y me ha encantado, así que ya tienes una seguidora más!

    Yo, por mi parte, invitarte a que visites el mio: http://maramaruja.blogspot.com donde comparto mis recetas y trucos caseros.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  51. maravillosas estas patatas Anna me encantan,me la guardo
    beso

    ResponderEliminar
  52. Que arte tienen lass abuelas, con tan poco hacen verdaderas exquisiteces. Besos!

    Ana de: 5 sentidos en la cocina

    ResponderEliminar
  53. Las abuela son las auténticas expertas en cocina! Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  54. Ta grand-mère est une bonne cuisinière. Ce plat est plein de saveurs.
    J'aime beaucoup.
    A bientôt

    ResponderEliminar
  55. Sensacionales patatas tiene que estar fantásticas van a caer por mi cocina seguro besitos

    ResponderEliminar
  56. Anna: no sabes cuánto te agradezco esta receta.
    Se parecen un montón a unas patatas que preparan en un restaurante gallego al que vamos mucho, y que nos vuelven locos. Siempre he estado tentada de pedirles la receta, pero al final nunca lo he hecho.
    Así que voy a hacer estas tuyas en cuanto tenga tiempo. Me parecen deliciosas.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  57. Que ricas esas patatas de verdad el mejor acomañamiento!!!
    Y el postre que nos pones esupendo!!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  58. Que ricas y faciles de hacer,
    un acompañamiento estupendo para cualquier plato.
    Ah!!!!las recetas de las abuelas, siempre resultan.
    besos

    ResponderEliminar
  59. menuda pinta!!!! me apunto a la próxima barbacoa!!!! ;P besitos

    ResponderEliminar
  60. la panacotta genial pero yo me llevo esta receta de tu abuela ;) si ha pasado a tu madre, tias, a ti..etc es que tiene exito y yo seria una más de esas que te pidieran la reeta jajaja, que ricas ya lo he anotado

    ResponderEliminar
  61. Sin duda me llevo las batatas de tu abuelita, que riiicas se ven! me parecio interesante posicionarlas asi v¿boca abajo! ya aprendi algo nuevo hoy..besitos!!!!

    ResponderEliminar
  62. no las habia visto nunca asi,pero me gusta la idea

    ResponderEliminar
  63. Que picadillo tan bien hecho y aromático.LAs patatas asadas son deliciosas ya solas.las imagino así.Una delicia.
    Estas recetas son las imprescindibles.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  64. Hola, acabo de descubrir este blog y estoy encantada! Tengo una duda: después de prensar los ajos se incorporan a las verduras o sólo es para que suelten el liquidillo. A lo mejor la respuesta es muy obvia pero no soy muy experta y no lo veo claro... Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana,
      Se incorpora todo lo que sale del prensaajos y se desecha lo que queda dentro. Gracias por tu comentario. Besos.

      Eliminar
  65. HOLA ANNA, QUÉ DELICIOSAS LAS PATATAS DE TU ABUELA, NADA COMO ESOS SABORES QUE NOS LLEVAN DE REGRESO A LA INFANCIA, GRAN IDEA RESCATAR ESTAS RECETAS. BESOTES

    ResponderEliminar
  66. gracias Pamela por tu comentario. En realidad no es una receta rescatada ya que la hacemos muy a menudo desde que tengo uso de razón. Un beso y feliz día.

    ResponderEliminar
  67. Que patatas tan ricas, las pienso probar porque a veces no se sabe qué guarnición poner con determinadas comidas y así se sale de las clásicas patatas fritas o cocidas.

    Besos

    ResponderEliminar
  68. Pues mira que bien, no te tenemos que pedir la receta, ya nos la regalas, soy un fan de las patatas, me gustan de todas las maneras y creo que estas también me gustarán.

    Un besito

    ResponderEliminar
  69. Me han encantado las patatas este fin de semana las haré y ya te contaré.
    Besos!!!!

    ResponderEliminar
  70. Qué cosa más deliciosa Anna. Te imagino disfrutándolas cuando eras pequeña en aquel cortijo del que me hablaste la última vez que nos vimos. No me extraña que triunfes cada vez que las haces. La combinación de ingredientes es estupenda.

    Bss

    ResponderEliminar
  71. Y qué bonita fuente... jejeje

    Otro beso. Por cierto, te animarás a enviarme una recetita con queso para el concurso que tengo en marcha con Boffard?

    ResponderEliminar
  72. He preparado las patatas para acompañar unas chuletas de cordero al barbacoa, han sido todo un éxito.
    Muchas gracias por compartir con todas nosotras.
    Besos!!!

    ResponderEliminar