viernes, 21 de enero de 2011

Pallarda de pollo con rúcola y tomate fresco

Hoy un plato ligero y fácil de preparar, para compensar todo lo que vamos probando de los blogs amigos.  
INGREDIENTES:
1 pechuga de pollo (mejor de corral)
30 gr. de queso parmesano rallado
1 puñado de rúcola fresca
1 tomate pelado, sin semillas y cortado a cuadritos.
sal, pimienta 
METODO DE ELABORACION.
Colocar la pechuga entre dos film transparentes y golpearla con un mazo de cocina hasta dejarla fina. salpimentar y colocarla en una plancha que tendremos ya caliente. Espolvorear con un poco de queso parmesano por un lado, dejar unos minutos, girar y poner también por el otro lado.
Sacar al plato de presentación. Colocarle encima la rúcola y el tomate cortado. Acabar con un chorrito de aceite de oliva extra-virgen y una rodaja de limón.

20 comentarios:

  1. Así me gusta ultimamente, después de todo el atracón de diciembre, me viene de perlas este plato..
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu ensalada compensatoria AnnA jejeje! muy bueno!!!

    la verdad es que pinta estupenda y tiene un colorido único! se come con la vista hasta! y eso dice mucho!

    ;-)

    ResponderEliminar
  3. Ligerito y delicioso este plato Anna.
    un biquiño

    ResponderEliminar
  4. El platito se ve delicioso, me encanta la rucola, tiene que estar divino.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Vaya colorcito tan dorado que tiene la pechuga de pollo, genial para compensar todo lo que comimos estos últimos días...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Que bonito!, para que luegi digan que una pechuga a la planta es simple. Así da gusto comer de dieta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Qué típico italiano poner el tomate en cuadraditos crudos, verdad?
    Yo tengo un problema con la rucola, soy incapaz de comerla, me sabe a "desagüe"!!!
    Y me encantaría, es tan apetitosa...
    ;-))

    ResponderEliminar
  8. tiene una pinta buenisima ,la verdad que apetece si ,si.un beso

    ResponderEliminar
  9. Después de tanto exceso como apetecen estos platos tan ricos.

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Qué gusto un plato ligero!! Me ha gustado lo del queso en la pechuga, tiene que quedar muy rico.
    Besitos,

    Suny

    ResponderEliminar
  11. Muy sano, me parece genial porque después de la Navidades no hay quién se ajuste el pantalón.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. rico y ligero! estupendo para estas fechas!

    ResponderEliminar
  13. Como me gusta la rucola....es que me encanta!!.....y en este plato aun mas....jamas habria pensado en queso parmesano para el pollo.....genial!!......mira que aunque no tengo problemas de peso.....igual hay que cuidarse!!....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  14. un rico plato y muy ligero. Bss Anna.

    ResponderEliminar
  15. También necesitamos platos más ligeritos, porque aunque no lo parezca vamos camino del veranito ;)
    Un besito guapa y que disfrutes de fin de semana

    ResponderEliminar
  16. ehhh he visto tu comentario jajja mi intención era probar de hacer también un risotto jajaja ,cuando la pondrás la receta???? un besazooooo

    ResponderEliminar
  17. Eso eso, recetillas ligeras!! cómo me gusta que con ingredientes tan simples salga un plato tan suculento..
    Con que estuvistes por mi tierra?? pues fijate que paso a menudo por la mejillonera y nunca he probado sus mejillones (esque no me gustan..) pero no dudo que los tienen que hacer buenísimos..
    Un beso!

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola Anna! qué rica tu receta y qué ricas tus fotos!

    un saludo saladito

    glup!

    ResponderEliminar
  19. Simple pero sin faltarle de nada, ni sabores, ni presentación, es una delicia y ahora viene bien Anna.
    Un beso.

    ResponderEliminar